La luz ultravioleta es una forma de radiación que se puede encontrar en la luz solar. Está situada en la franja de 100-400 manómetros de longitud de onda, entre los rayos x y la luz visible. La radiación UV de onda corta (UVC, 200-280nm) tiene una gran capacidad germicida, mata eficazmente bacterias y otros microorganismos. Este efecto es crucial a la hora de desinfectar el agua de la piscina, permite tener un agua limpia sin la necesidad de utilizar productos químicos potencialmente agresivos para los bañistas.

La desinfección ultravioleta reduce drásticamente la producción de las cloraminas (cloro libre), que se producen al entrar en contacto el cloro con los diferentes compuestos orgánicos nitrogenados (cosméticos, sudor, etc.) que entran en el agua a través de los bañistas. Las cloraminas son las responsables de ese fuerte olor a cloro y de la irritación de ojos y mucosas.

Funcionamiento: Los equipos de radiación ultravioleta hacen pasar el agua ya filtrada por una cámara estanca, donde se la irradia con luz ultravioleta. Esta radiación altera el ADN de los microorganismos presentes en el agua, los mata e impide que se reproduzcan.

Ventajas principales de los equipos UV: Al desinfectar el agua sin la necesidad de usar cloro químico las ventajas son diversas y notables desde el primer día de uso:

  • Se evita el transporte y almacenamiento de productos químicos
  • Adiós al fuerte olor a cloro e irritación de ojos y mucosas
  • Fácil instalación y mantenimiento
  • Mantiene el agua de la piscina en perfectas condiciones y prácticamente sin esfuerzo
  • Equipo totalmente automático

Hay algunos aspectos a considerar a la hora de elegir un equipo de radiación UV: el volumen de la piscina y la regulación del PH.

El volumen de la piscina: Es muy importante que el equipo esté bien dimensionado en relación al volumen de la piscina. La capacidad de desinfección del agua es proporcional a la potencia de la lámpara. El cálculo para conocer el volumen de la piscina es sencillo: hay que multiplicar el largo por el ancho y por el fondo. El resultado de la operación serán los m3 de agua que contiene la piscina.

Regulación del PH: Este equipo también puede automatizar la regulación del PH del agua de la piscina. El PH es el indicador que mide la acidez o la alcalinidad del agua. Este parámetro es muy importante porque dictará el comportamiento del tipo de desinfección que elijamos (química, por UV, electrólisis o neolysis).

Si se elige un equipo con sistema de regulación puede que el equipo se suministre con bomba dosificadora o no. La función de la bomba dosificadora es la de inyectar la solución correctora en el vaso de la piscina. En caso de no venir incorporada en el equipo, habrá que comprarla por separado.

La instalación de este producto automatiza la regulación de parámetros importantes a la hora de mantener perfecta el agua de la piscina. No olvides comprobar periódicamente su estado para corroborar su correcto funcionamiento o detectar anomalías que puedan poner en riesgo la calidad del agua y la salud de los bañistas.

This is a demo store for testing purposes — no orders shall be fulfilled.